5 consejos para cerrar una etapa

lunes, junio 13, 2016

¡Hola a todos!

 En el post de hoy voy a compartir con vosotros un par de consejos para "cerrar una etapa". Hay momentos en la vida que marcan un antes y un después en la que creíamos que era nuestra rutina inquebrantable. Esto puede implicar la pérdida de un ser querido, una ruptura, enfrentarse a un nuevo trabajo o independizarnos... y la lista es interminable.

 Por supuesto, todos estos consejos son puramente subjetivos y es lo que me funciona a mí, pero os puede ser útil. Una vez que hayamos pasado las fases de estos cambios (desde la negación, la ira o la aceptación), estaremos listos para cerrar la etapa y mirar al frente.

1- Cambiar nuestra imagen.

 Sí, lo sé. Para algunos parecerá un tópico y para otros atípico, sea como sea funciona. Recuerdo cuando falleció uno de mis abuelos, tenía el pelo bastante largo y tuve la necesidad imperiosa de cortarlo. Necesitaba "deshacerme" de una carga emocional y me corté el pelo por encima del hombro. Puedo afirmar que casi todos los cambios trascendentales que ha habido en mi vida han tenido como consecuencia un corte de pelo o un cambio. Me dejaba o me quitaba el flequillo, me cambiaba el color o simplemente me cortaba las puntas. 

 Una parte de mí sentía que al cortar el pelo me desahogaba y me sentía más ligera, con nuevas energías para afrontar los cambios y ser mucho más positiva. 


2- Cambiar los muebles de sitio.

 Este truco es verdaderamente útil para renovar la energía y la imagen de tu habitación. Puede ser un simple gesto, desde cambiar los pósters o cuadros hasta darle una capa de pintura a tu silla. O puedes hacerlo a lo grande (si tus muebles o habitación lo permiten) y poner todo de un modo radicalmente distinto. 

 A lo largo de mi vida, he cambiado los muebles de sitio muchísimas veces, ya que la monotonía y la rutina me aburren. A veces con añadir un pequeño detalle, como una planta o una lámina inspiradora, ya es suficiente. Menos es más.


3- Organizar la habitación.

 Hace poco leí "La magia del orden" y me sentí increíblemente identificada. Aparte de ser un libro que recomiendo ciegamente, su método es efectivo porque ataca la raíz del problema: nuestra vida. Y es que para tener la habitación organizada, tendremos que hacer un cambio en nuestra mentalidad: aprender a pasar página, centrarnos en el presente y dejar hueco para el futuro. 

 Primero, haremos un balance de nuestras cosas y decidiremos cuáles donar y cuáles tirar. Reduciremos la cantidad de objetos que nos bombardean información y nos sentiremos en paz. Ahora sí, con la mente bien despejada, podremos centrarnos en afrontar nuestros cambios y dar la mejor versión de nosotros mismos.


 4- Escuchar música diferente.

 Si eres como yo y la música te acompaña la mayor parte del día: enhorabuena, éste es tu paso. Las canciones nos inspiran y son la banda sonora de nuestras emociones y sentimientos. Cuando empezamos una nueva etapa es un momento idóneo para darle una oportunidad a nuevos géneros o grupos y dejarnos sorprender y atrapar. 

 Quizás hay géneros que no conoces o grupos en los que no has profundizado y te dan una nueva visión de la vida. A mí me ha pasado esto en numerosas ocasiones y gracias a esto he escuchado joyas perdidas del Jazz o la Bossa Nova, o me he hecho adicta a grupos como Owl City o Led Zeppelin.


5- Limpiar nuestro ordenador.

 Si os decía que es importante hacer "limpieza general" en nuestra habitación, imaginad en nuestro ordenador. La cantidad de banalidades que acumulamos es abismal, se nos amontonan los documentos desorganizados o los archivos en la carpeta de descargas. 

 Tomarse una tarde para desintoxicar nuestra bandeja del correo electrónico y nuestras carpetas es una buena idea para hacer balance de lo que ya no queremos, ni en el ordenador ni en nuestra vida. 


 Y esto sería todo. Espero que os sea útil y podáis aplicarlo en futuros cambios. De esta manera, estaremos preparados para cerrar un ciclo y empezar con fuerzas y energías el siguiente. Un abrazote ^-^


Puede que te guste

2 comentarios

  1. ¡Muy buen post! Para este verano tengo planeados bastantes cambios, sobre todo en mi habitación. Está hecha a medida y los muebles son imposibles de mover, pero el llevar aquí toda la vida ha hecho que acumule un montón de cosas en los armarios que va siendo hora de decidir que hacer con ellas xD

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Me gustó mucho tu post!
    Yo igual me corto el pelo cada vez que ocurre algo grande.. es un peso menos que necesito sacar. Aunque ya han pasado seis meses y no me ha crecido casi nada.. pero tengo ganas de teñirme en algún momento jeje
    Antes cuando vivía con mis padres cambiaba siempre los muebles de lugar, hay otra energía, se ve más iluminada y todo, ahora que vivo con mi pareja no tenemos muchas cosas que acomodar y por ahora no me he cansado de como están :)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Subscribe