5 razones para jugar a Rayman

sábado, agosto 08, 2015

 Llevaba ya mucho tiempo queriendo escribir este post, pese a no tener blog. Si me seguís en Instagram, sabréis de sobra que Rayman es uno de mis juegos favoritísimos. Hoy he decidido compartir con vosotros 5 motivos por los que, en mi opinión, es un juego imprescindible. Pero, primero, hablemos un poco de quién es Rayman, para los menos aventurados.

 Rayman es un personaje que protagoniza un videojuego homónimo (vaya, con el mismo nombre) creado por Ubisoft. Para muchos, es archiconocido, ya que fue uno de los juegos más vendidos en su momento (allá por el 95-96).

 Este videojuego llegó a mis manos cuando apenas tendría 5 años. Recuerdo que me resultaba imposible avanzar, porque es muy puñetero. Me fascinaba y, a día de hoy, todavía me eclipsa. Hace medio año, lo encontré en la PS store por tan sólo 0.99€ y fue el mejor auto-regalo que pude hacerme.

 Desde que nació Rayman hace 20 años, ha tenido secuelas para numerosas plataformas. Durante este post me voy a referir a Rayman Legends, que a su vez incluye Rayman Origins. Esto es porque, conforme avanzas en la partida, desbloqueas mundos del Origins.

 Ahora que nos hemos aclarado, vamos a lo que nos concierne:

1. Porque es una obra maestra, artísticamente hablando.

 Este videojuego ha ganado numerosos premios artísticos, ya que los niveles son impresionantes. Los escenarios te dejan sin aliento, el diseño del juego te deja perplejo. Comienzas el juego y no te centras, porque es precioso xD Si te gusta el arte en general y dibujar, sobre todo en formato digital, creéme: lo vas a flipar. 

 Hay tantos detalles que a veces me veía obligada a pausar la partida para poder admirarlos. Todos y cada uno de los escenarios son auténticas obras de arte. Destaco sobre todo el dojo y el bosque. Sin palabras. Y para muestra, un botón:



2. Porque su banda sonora es sublime.

 Si anteriormente os decía que artísticamente es una obra maestra, musicalmente es la perfección hecha videojuego. Su banda sonora, compuesta por Christophe Heral y Billy Martin, consigue atraparte de manera pletórica y envolverte durante cada minuto que juegas. 

 Puede que la hayáis escuchado sin ser conscientes de ello, ya que en numerosos programas se ha utilizado. Sin ir más lejos, en esta última edición de MasterChef usaban una de las canciones del videojuego. Además, si me seguís en YouTube, sabréis que suelo incluir muchas canciones de Rayman.




3. Porque el modo multijugador es fantástico.

 Y no, jugar solo no es aburrido, también es muy divertido por motivos que os explicaré más abajo. Pero el modo multijugador es muy gracioso. Si tenéis hermanos/as o primos/as pequeños -y no tan pequeños- este es vuestro juego. También para jugar con amigos. Si no me equivoco, pueden jugar hasta cuatro personas, y cuando los personajes interactúan entre ellos, el juego se vuelve muy dinámico y ameno. Os lo recomiendo totalmente. 

 Yo por mi parte, cuando juego con amigos, me cuesta centrarme en la trama ya que pasamos más tiempo pegándonos y viendo quién coge más monedas que avanzando en la historia xDD


4. Porque es uno de los mejores juegos de plataformas.

 Si eres amante de los videojuegos y no has jugado a Rayman, te sugiero que cierres mi blog y vayas a comprarlo. Bajo mi punto de vista, es un juego imprescindible, sobre todo si te gustan las plataformas. Es emocionante, te engancha e intentas sacarle el máximo partido posible. 

 Con miles de personajes entre los que escoger, distintos niveles y mundos, numerosos logros y, además, retos online diarios... ¡no podrás aburrirte! Lo compré en Enero y todavía juego a diario a los retos ^^


5. Porque su jugabilidad te hará adicto.

 Es un juego hecho por y para sacarte de quicio. Estas dos secuelas son ligeramente más fáciles, pero échale un vistazo al primer juego de Rayman y entenderás de qué hablo. En Rayman Legends podrás respirar entre partida y partida, pero hay niveles que conseguirán dejarte sin aliento. 

 Y es que pensamos inevitablemente que al ser de plataformas es fácil y dirigido a niños... pero no. Para obtener distintos logros, tendrás que competir con otros jugadores online, para intentar obtener una copa Platino (hasta el momento yo sólo he conseguido un par en los retos). Además, una vez avanzas en el juego tendrás que jugar en niveles invadidos, algunos de ellos con una dificultad elevada. Eso sin contar con los niveles 8 bit, todavía recuerdo cómo sufrí y reí con un amigo, intentando terminar esas pantallas.




En conclusión, recordad que este post no es una crítica exhaustiva de Rayman Legends, sino un cariñoso ánimo para que juguéis y le deis una oportunidad, si es que no conocéis a este carismático y genial personaje.

Un abrazo de Totoro :D

Puede que te guste

5 comentarios

  1. Rayman también era uno de mis juegos favoritos de pequeña (Ay, mi Atari...) pese a que siempre me atascaba y no conseguía nada. Gracias a ti creo que volveré a jugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Me alegro que te haya sido de utilidad esta entrada, para mí Rayman es uno de los juegos más entretenidos >___<

      Eliminar
  2. oooooooh <3 A mi me encantaba Rayman! ¡Era mi juego por excelencia! Lo tenía en el ordenador pero un día con las actualizaciones de Windows, tuve que dejar de jugar porque ya no era compatible. Ojalá vuelva a jugar. Sí, eso creo, será uno de mis próximos juegos para la PS3 ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo retomes y no le abandones :P
      La verdad es que es de mis juegos preferidos ^^

      Eliminar

Subscribe